• Mariana Ramírez

Cementeras y Rojinegras siguen invictas

Las instalaciones de entrenamiento de Cruz Azul, ubicadas al sur de la Ciudad de México, fueron el escenario que albergó la cuarta jornada del Apertura 2022 de la Liga MX Femenil entre las cementeras y las rojinegras.

Luego de cuatro jornadas, Atlas y Cruz Azul siguen invictas. / Foto: @AzulFemenil

Dalia Molina salió a disputar su partido 150 como profesional con el distintivo gafete negro de capitana. Ana Gaby Paz, del otro lado, representó a Atlas con la misma jerarquía que Molina, pero desde la portería.


La lluvia se hizo presente. Pasadas las 15:00 horas, Katia Itzel García hizo sonar el silbato señalando el inicio de la historia que tomaría 90 minutos en contarse dentro de la cancha.


La Máquina reflejó el respeto a su casa y con dos minutos corridos presionó para buscar el primer festejo de gol; sin embargo, quedó en intento. Atlas reaccionó minutos después y al noveno minuto respondió con un disparo directo al arco resguardado por Gabriela Machuca.


El balón rodó en un ir y venir por toda la cancha sin poder entrar a mover todavía ninguna de las redes. En la pelea por provocarlo, al 27’, Ibarra recibió la primera tarjeta preventiva. Tras otros intentos del conjunto chilango y algunas faltas cometidas por ambos equipos, se desgastaron los 45 primeros minutos.


Después de un cuarto de hora en el vestidor, llegó el momento de volver para terminar la segunda parte del relato. Al 51’, Nancy tomó el balón y le pegó desde afuera del área, pero este pasó por arriba del área. El gol no llegaba.


Carlos Pérez tuvo que mover su cuadro titular, y al 58’, Molina y Natalia Enciso les dieron su lugar a Gabriela Huerta y Diana García. Huerta remató otra advertencia al 73’. Al 83’ García también hizo lo propio.


La tranquilidad no llegaba al banquillo, por lo que el técnico recurrió a una modificación más: Renata Huerta salió por Daniela ‘Blue’ Flores. Cambio que pudo subir al marcador si Huerta hubiera hecho efectivo el tiro al 85’.

El plazo se cumplió. Los 93 minutos no fueron suficientes. Aunque el balón tocó las puertas en repetidas ocasiones, ni Paz ni Machuca le quisieron abrir al invitado especial de la fiesta. Las dirigidas por Fabiola Vargas se marcharon de La Noria con un punto.