Chivas 1-0 Tigres: La apuesta defensiva

Los partidos que plantea Chivas ante Tigres pasan por aprovechar sus virtudes defensivas, también pareciera que sin Licha Cervantes, esta postura sea constante. Conozcamos algunas claves del partido entre ambas escuadras.


Las titulares

Alineaciones iniciales de cada equipo

Chivas ha vuelto a utilizar el 4-1-4-1 desde que no tiene a su dupla de delanteras y mientras ha probado jugar con Rubí Soto a esa altura, al menos para este juego prefirió jugar con Anette Vázquez como mediocampista. El otro gran cambio fue emplear a Casandra Montero como defensora central, que terminó como una gran apuesta.

Tigres modificó el 4-3-3 de la mayoría de sus anteriores juegos y apostó por el medio campo de Antonio y Mercado, además de tener por delante a Steph Mayor en lo que formaría un 4-2-3-1 o 4-4-2 buscando recuperar el balón.


Juntar el bloque

Chivas cerrando espacios con el 4-1-4-1

Gran parte del primer tiempo y en sí del partido, ambas escuadras tienen pocas ocasiones. Mientras Chivas tiene mejor establecido aprovechar las jugadas en largo (lanzamientos desde su zona defensiva) Tigres buscó recuperar en cancha rival para atacar rápido, pero, ahí entra como de nuevo se colocaban las rojiblancas a la hora de posicionarse en defensa: Virtudes para cerrar espacios y duelos de 2v1 según las zonas de juego.

La jugada del gol proviene de un trazo en largo que aprovecha Chivas tras el rechace de Ferral, lo que la aleja de una situación normal de la jugada. Por eso se crea un espacio con la duda que Jaramillo convierte en asistencia al ver el movimiento de Iturbide. Hay partidos que se definen por eso.


Un juego que cambia por los modificaciones y las circunstancias


Carmelina Moscato ayudó a encaminar los mejores minutos de Tigres con la entrada de Gaitán y la vuelta a al dibujo que más le ha aportado a su equipo, además de sumar a Belén Cruz como mediocampista, aunque terminaría el partido como jugadora de banda. Mientras que Juan Pablo Álfaro notó ese mejoría del medio campo rival, se terminó por decidir por un doble pivote y la posterior entrada de Montoya como arma de contragolpe, pero hubo algo que no permitió que el juego siguiera su rumbo.

Planteamientos de cada equipo con todo y cambios. Chivas pasó a un 4-4-1-1 y Tigres a 4-3-3.

De nueva cuenta Chivas buscando cerrar espacio pero ahora con dos líneas de 4 jugadoras

En el momento más importante de las visitantes, la lluvia terminó por afectar el ritmo del juego. Muchas veces pareciera que los factores externos no son notorios, pero acá fue imposible de no notar, en parte por como eso provocó que tuviéramos al que llamaría un tercer tiempo al detenerse el partido por un lapso largo.

En ese rango final del partido ya solo hubo cinco disparos. Dos de Tigres con Mayor y Fishel mientras que tres fueron de Chivas. El ritmo fue de un juego que se fue diluyendo y aún con las Amazonas teniendo más posesión, no complicaron el arco rival por el buen trabajo defensivo de Montero y Bernal en la zaga, resolviendo situaciones donde si existió espacio. Cuestión de tiempo si Tigres puede romper mejores bloques defensivos que poca ventaja otorgan y si Chivas puede ser más creativo en contra golpes.


El tiempo dirá si volvemos a ver a ambos equipos en duelos finales, ya que su eliminatoria pasada fue por demás emotiva y este juego se pareció más al pasado de la temporada regular. Lo que si es ver a un equipo afianzándose y al otro buscar seguir creciendo para lo que viene.


Imagen de portada; Chivas Femenil.