• Campeonas MX

Menstruación y deporte: entre tabúes y poca información

Los ciclos menstruales impactan de diferentes maneras en la vida de las personas menstruantes que practican deporte, sin embargo, sigue siendo un tema ausente en los planes de entrenamiento y desarrollo integral de las deportistas.


En los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la conversación se logró abrir más allá de cualquier cancha, pista, alberca o estadio, se comenzaron a tocar temas que todo el tiempo han estado presentes y se parecían ignorar. La salud mental y física, la presión, la sororidad, el bienestar integral de los y las atletas se hizo visible.


Tal fue el caso de la maratonista y multimedallista israelí, Lonah Chemtai Salpeter, que compartió con el mundo la relación que tuvo su rendimiento deportivo con su ciclo menstrual, asegurando que ella compartía su historia para ayudar a poner el tema sobre la mesa y disipar el estigma que existe alrededor de la menstruación.


“Mi período me afecta mucho. Me sentí bastante débil y muy cansada, los calambres no me dieron un respiro desde el inicio hasta ahora”, expresó la corredora a través de redes sociales.


Salpeter, se mantuvo dentro de las punteras hasta el kilómetro 38, sin embargo, relata que justo a los cuatro kilómetros de terminar la carrera ya no podía correr más, pero que, a pesar del dolor físico y emocional, decidió terminar su competencia.


“Creo que realmente necesitamos normalizar la conversación en torno a ser mujeres atletas […] siento que tengo que jugar un papel fundamental para ayudar y romper los tabúes en torno al periodo femenino.”, aseguró Salpeter; además de reconocer la falta apertura y acceso a este tipo de información en sectores de mujeres jóvenes y niñas. Ella quiere cambiar la situación para que todas puedan aprender a través de la experiencia y que se sintieran cómodas hablando sobre el tema con profesionales capacitados.



Via: Atletismo Peruano


Las pioneras de la plantilla blue


Otro caso relevante que ha marcado un antes y después en el mundo del deporte y las personas menstruantes es el del club de futbol inglés, Chelsea, que se convirtió en el primer equipo en adaptar sus etapas de entrenamiento a los ciclos menstruales de sus jugadoras.


Emma Hayes, entrenadora del equipo, ha sido reconocida por el mundo del futbol por ser una mujer ganadora y buscar la inclusión de las mujeres en el deporte, “Es justo decirlo. Soy una entrenadora en una industria donde las mujeres son tratadas como pequeños hombres", comentó Hayes para referirse al contexto en el que se desarrolla. Fue ella misma quien decidió tomar en cuenta los procesos menstruales para investigar cómo afectan a sus futbolistas.


Hayes junto con la doctora Georgie Bruinvels, científica deportiva especializada en atletas femeninas y la relación existente con la deficiencia de hierro y el ciclo menstrual pidieron a las jugadoras instalar la app creada por la doctora Bruinvels, que lleva un registro diario de los ciclos menstruales y genera datos para que puedan ser monitoreadas sobre sus síntomas, pero sobre todo las experiencias personales que cada una tenía con su periodo, pues debían colocar: su frecuencia, la intensidad del dolor que experimentaban, la inflamación y los cambios de humor.


¿Qué encontraron?


De acuerdo con datos publicados por The Telegraph, en la menstruación, se tiende a disminuir el tiempo de reacción y esto aumenta la probabilidad de lesiones musculares, para prevenir daños, las expertas sugirieron sesiones de entrenamiento con estiramientos, yoga y trabajo de reacción con poca carga física; además, de complementarlo con consejos de nutrición como comer pescado, un "alimento antiinflamatorio".


· En la preovulación, (días 5-14)

Determinaron que es el momento donde las futbolistas se sienten mejor, pero cuando más aumenta el riesgo de una lesión muscular. Según los análisis realizados, durante este lapso es mejor evitar ejercicios con cambios de velocidad drásticos.


· Entre la ovulación y la pre-menstruación (días 14-25)

Describieron que incrementa la inflamación y comienzan los cambios de humor. El modelo recomienda cuidado en el comportamiento de los entrenadores y entrenadoras para mantener un ambiente funcional y sano. El estudio apuntó que durante estos días las futbolistas tienden a tener antojos de comida “menos sana” y para compensarlo recomiendan una dieta con más hidratos de carbono complejos (pasta, papa, legumbres).


En esta etapa se recomiendan ejercicios de reacción que ayuden a mantener la condición de la deportista.


Con este método tanto jugadoras como el cuerpo técnico se sienten más seguras y lo consideran útil, además de que conocen de manera más profunda su cuerpo y los cambios hormonales naturales que se producen. Esto se traduce en una mayor efectividad dentro y fuera de la cancha, pues la plantilla de Londres fue el único club de la Liga inglesa que no tuvo ninguna jugadora de baja en la temporada 2020 por lesiones en el ligamento cruzado.


Vía: El Correo


¿Qué dice la comunidad médica?


“Las atletas no se sienten cómodas hablando con sus entrenadores hombres sobre esto, y los entrenadores no se sienten cómodos al escucharlo, y simplemente se mantiene como algo de lo que nadie habla”, puntualizó Richard Burden, codirector de salud y desempeño de las atletas, del Instituto Inglés del Deporte, una organización gubernamental que apoya a las mujeres deportistas de élite en el Reino Unido.


Dentro de este Instituto, el personal intenta reducir la brecha y lagunas que existen en la investigación médica sobre este tema, pues se encuentran desarrollando un estudio piloto que mide los cambios hormonales relacionados con la menstruación en ocho atletas de élite, en distintas disciplinas como: futbol, tenis, remo y gimnasia.


Además, uno de los elementos que ofrece este estudio es que identifica los cambios individuales fisiológicos y psicosociales en las atletas, pues reconoce que cada experiencia es única e importante.


Gracias a estos casos y a miles más de mujeres que ponen sobre la mesa la discusión de menstruación y deporte, la conversación se ha ido ampliando y los sectores que ignoraban esta necesidad, poco a poco han volteado su atención y comienzan a desarrollar estrategias eficaces para ayudar y hacer mejor al deporte.